lunes, 25 de mayo de 2009

¡La Dolorosa volvió a llorar, un siglo después!




¡La Dolorosa volvió a llorar, un siglo después!
La comunidad dice que es un mensaje de la madre de Dios para que exista solidaridad, paz y amor en el mundo.

Héctor Anchatuña, Atuntaqui

"No es novelería ni curiosidad, sino la fe que nos hace venir a ver a la imagen de la Virgen Dolorosa que ha llorado con un llanto suave sin estridencia alguna", comentaron los fieles católicos, quienes en gran número llegan a mirar con sus propios ojos este nuevo milagro, ocurrido justo cuando se cumplen 100 años desde que algo similar sucedió en Quito.

Desde el martes 19 de mayo, pasadas las seis de la mañana, la noticia de que la Virgen Dolorosa ha llorado sangre se regó inmediatamente por el cantón Atuntaqui, provincia de Imbabura, al norte del país.

INTENSA ROMERÍA
Todos los días, mañana, tarde y noche, hombres, mujeres y niños llegan hasta la iglesia santuario del Señor del Santo Sepulcro para observar la representación de la Virgen Dolorosa, que fue colocada en una urna, para que los creyentes puedan observar y comprobar que efectivamente lloró la madre de Dios.

Desde distintos sitios del norte y sur del país han llegado personas llevando velas y flores que son dejadas al pie de la estampa, no sin antes rezar, santiguarse y pensar que si la Virgen lloró "es porque vendrán tiempos de paz para nuestro país".

LA VIRGEN LLORA
Para muchos no es una coincidencia que justo al cumplirse un siglo desde que la figura de la Virgen Dolorosa lloró ante varios alumnos del colegio San Gabriel, en Quito, en una de las habitaciones de la casa de la familia Salgado Dávila, ubicada frente al mercado municipal de Atuntaqui, el acontecimiento asombroso vuelva a ocurrir.

En esa humilde vivienda, aproximadamente a las 06:30, su devota, una médica de apellido Salgado que no quiere fama ni que su nombre sea conocido, quedó estupefacta al ver que el retrato de la Virgen que tenía en su dormitorio lloraba. Una lágrima de sangre resbalaba lenta y mansamente desde su ojo y rodaba por la mejilla izquierda.

Desconcertada y, a la vez, emocionada, la doctora dio aviso a su madre, la señora Violeta Dávila: "¡Mi Virgen está llorando, vamos a ver mami!" le dijo la trabajadora de la salud y juntas subieron al cuarto de la doctora. Allí, la madre de familia se quedó estática al ver que la Virgen, plasmada en un retrato pequeño que su hija había recibido el año anterior grapado con un calendario, realmente lloraba.

LO COMPRUEBAN
Para que el insólito acontecimiento sea comprobado por una autoridad de la iglesia de la localidad, la dueña de casa llamó al padre Juan Jumbo, quien después de la misa de las seis de la mañana fue a la vivienda acompañado del sacristán y se encontraron allí con varios curiosos que enterados del milagro, habían comenzado a llenar la casa de las dueñas de la imagen. Doña Violeta cuenta que cuando el padrecito vio que la Virgen lloraba se arrodilló y rezó, para después tomarla entre sus manos y llevarla hasta un ventanal con la luz natural y así poder ver claramente las lágrimas en el rostro de la Virgen.

Para evitar malas interpretaciones la estampa fue llevada a la iglesia y expuesta a los cientos de fieles que comenzaron a congregarse allí para rezar.

CALENDARIO DE NAVIDAD
Violeta Dávila, propietaria de un local de abastos, dijo que en Navidad del año pasado fue a la Cooperativa de Ahorro y Crédito "Atuntaqui Limitada" y ahí le regalaron el calendario con la imagen de la Virgen de la Dolorosa.

El anuario con la fotografía fue llevado al domicilio y colocado en un sitio de la habitación de su hija y desde ese día se convirtió en la fiel compañera de la doctora Dávila, quien trabaja en el hospital del IESS de Ibarra.

LLAMADO A LA REFLEXIÓN
El sacerdote Juan Jumbo, vicario de la iglesia de Atuntaqui, en el centro del cantón imbabureño, dijo que "la autoridad eclesiástica, con su Obispo, determinará si es un fenómeno natural o sobrenatural tras una investigación científica".

Lo que sí está claro para el padre Juan es que "este hecho nos invita a reflexionar, tener mucha fe, restaurar los valores morales, formar un mundo de justicia, paz y amor como Jesucristo lo determinó en un momento".

El padre Jumbo citó unas palabras de San Francisco de Sales que había dicho: "No hay que tener miedo a las guerras, epidemias, terremotos, sino miedo al pecado".

LIMPIAR NUESTRAS CONCIENCIAS
Todas las personas consultadas por EXTRA, sobre el llanto de la Virgen, coincidieron en manifestar que: "Es una señal que quiere dar la madre Dios a la humanidad, para que la gente mala, egoísta y pecadora que existe en distintas partes del mundo, cambie".

Sobre todo, dijeron, "es un llamado a concientizar a los ecuatorianos, para que los que se creen poderosos sean más humanos, llamen a la unión, la armonía, el amor, la paz y sobre todo a limpiar nuestras conciencias de los pecados y que nuestro corazón sea una dulce morada para recibir primero a Jesús y luego al prójimo".

VENDEDORES DESALOJADOS
Y como es costumbre en el país no faltaron aquellos que quisieron aprovecharse del milagro de la Virgen y comenzaron a instalarse en las afueras de la iglesia para vender estampas, rosarios y otros objetos religiosos.

Ese hecho molestó al padre Jumbo y pidió a la Policía que los desaloje, pues "no cree que sea justo que la gente negocie con la fe".
La próxima semana comenzarán las investigaciones para determinar si este hecho es realmente una milagro o no, pero mientras tanto seguidores de la Virgen Dolorosa llegan por cantidades hasta el templo de la pequeña localidad de Atuntaqui para presentarle sus respetos y rogar por uno que otro milagro.

sábado, 9 de mayo de 2009

ORACION A NUESTRA VIRGENCITA




REZAR CON FE 1 PADRE NUESTRO Y 3 AVEMARIAS PIDIENDO A LA SANTISIMA VIRGEN MARIA QUE INTERCEDA ANTE DIOS RENOVANDO NUESTRO CORAZON , Y AL FINALIZAR PIDIENDO SU MAYOR INTENCION .

Dulce Madre, no te alejes. Tu vista de mi no apartes. Ven conmigo a todas

partes, y solo(a) nunca me dejes. Ya que me proteges tanto, como verdadera

Madre, haz que me bendiga el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Amén.